Saltar al contenido
GASTOS DE ENVÍO 6€

Las claves para saber cómo limpiar zapatos de piel natural correctamente

Los zapatos de piel son un tipo de calzado que se antoja imprescindible en todos y cada uno de los armarios. Desde hace décadas, los zapatos con este material se han ido haciendo un hueco en los vestidores tanto de mujeres como de hombres.

Sin embargo, este material tiene sus ventajas e inconvenientes. Por un lado, se trata de un material natural, flexible, transpirable, absorbente y duradero, entre otras cosas. Pero, tal y como pasa con todos los zapatos, los zapatos de piel también se manchan, y resulta complicado limpiarlos si no sabes como.

Esto es algo que a todas los que contamos con zapatos de piel nos preocupa. Tanto que muchas veces nos privamos de comprárnoslos por miedo a no saber cómo limpiarlos correctamente. Por este motivo, hoy te traemos algunas claves para que te quites ese miedo y aprendas cómo limpiar manchas de zapatos de piel.

Trucos caseros para limpiar zapatos de piel

A la hora de limpiar los zapatos de piel existen un par de métodos naturales que se presentan como las mejores opciones.

Limpiar zapatos de piel con Nivea o Dove

Aunque parezca una leyenda urbana, limpiar los zapatos de piel con Nivea o Dove es un truco casero que funciona.

Y es que, utilizando estas cremas hidratantes, evitarás la aparición de descamaciones o que el calzado se cuartee, a la vez que ayudarás a cuidar la piel de tu calzado y eliminarás algunas manchas superficiales.

Limpiar zapatos de piel con grasa de caballo

La grasa de caballo es uno de los productos más utilizados para el cuidado y mantenimiento de los zapatos de piel.

No obstante, antes de aplicar este producto se deberá limpiar la suciedad con un trapo húmedo y dejar que se seque. Una vez seca la piel del calzado, aplicaremos una capa de grasa de caballo u otras ceras naturales para nutrir la piel, protegerla de la lluvia y el resto de manchas.

Algo importante también es aplicar la cera a temperatura ambiente. De este modo no se dañará el color del zapato.

Cómo limpiar mis zapatos de piel en 3 sencillos pasos

Pongamos un caso real. Imaginemos que tenemos que limpiar tus zapatos Vivien. Todo lo que necesitaremos será lo siguiente:

  • Cepillo de cerdas blandas (si tus zapatos son de ante, entonces usa uno de cerdas duras)
  • Varios paños (con 3 o 4 bastará)
  • Trapo de algodón
  • Lavavajillas
  • Agua limpia
  • Grasa de caballo u otro tipo de crema incolora y neutra
  • Betún o Aceite de oliva para una mayor nutrición de la piel

También se recomienda estar en un lugar con luz y sin cosas alrededor que se puedan manchar (por ejemplo, un garaje o una terraza). Ahora vamos con los pasos.

1. Quitar la suciedad

Lo primero que necesitaremos es utilizar el cepillo de cerdas blandas para eliminar el polvo y la suciedad sin rayar la superficie del zapato. Usaremos el paño seco para quitar los restos y el paño húmedo junto con el lavavajillas para frotar las manchas.

Después eliminaremos todo rastro del jabón con un paño humedecido -que no mojado-, secaremos con el paño seco y dejaremos secar unos minutos. Es recomendable también usar un limpiador de cuero para cuidar aún más la superficie del zapato.

2. Hidratar la superficie

Una vez hemos dejado secar naturalmente a la zapato es momento de hidratar la piel con la grasa de caballo o la crema incolora neutra como las de las marcas mencionadas arriba. De este modo evitaremos las grietas en la zapato y mantendremos suave la superficie del calzado.

Otra recomendación es usar cera para zapatos de piel o si el zapato tiene rozaduras, usar vaselina en la rozadura aplicándola con un trapo seco.

Posteriormente, también se suele utilizar betún del color del zapato para que la piel lo absorba y obtenga de nuevo el color vivo de cuando las compraste. O puedes optar por un remedio casero: el aceite de oliva. Usando unas gotas sobre un paño seco y frotandolo a lo largo del zapato obtendrás la nutrición que buscabas en su piel.

3. Abrillantar

Llegados a este paso, lo único que nos queda es darle brillo a nuestros zapatos. ¿Cómo? Pues fácil: utilizamos nuestro cepillo de cerdas blandas y frotamos con energía toda la superficie para obtener un brillo natural de la piel.

Para que el zapato se mantenga resplandeciente durante más tiempo, se aconseja repetir estos pasos cada dos semanas aproximadamente en el caso de que uses tus zapatos de forma habitual.

Cómo hacer para limpiar zapatos de piel vuelta o ante

En el caso de que tus zapatos sean de ante, como por ejemplo el modelo Pauli, los pasos a seguir son prácticamente los mismos pero con alguna salvedad. Lo mejor es comenzar con un cepillo de cerdas rígidas y cepillando en la misma dirección: de empeine a punta y de arriba hacia abajo.

Si aún así quedan marcadas algunas zonas, la solución sería utilizar un estropajo verde -de los de toda la vida- en seco sobre dichas superficies, frotando suavemente en círculos hasta que vaya quedando uniforme.

Y si se trata de manchas más profundas, necesitaremos frotarlas con el estropajo, agua y algo de lavavajillas. Después se deberá aclarar bien el jabón con un paño de algodón humedecido en agua limpia, hasta que deje se salir espuma. Finalmente, necesitaremos dejarlo secar.

Ahora tienes todas las herramientas y conoces los pasos a seguir para tener tus zapatos de piel resplandecientes. ¡Ponlos en práctica y convéncete por ti misma!

¿Quieres estar al tanto de todas nuestras novedades y beneficiarte de todos nuestros descuentos?

Suscríbete a nuestra lista de correo y obtén las mejores ofertas de tus marcas preferidas directamente en tu bandeja de entrada. Promociones, eventos presenciales, cupones descuento, nuevas tendencias…todo lo que necesitas a un solo clic. ¿A qué esperas?

Marlene Cruz